domingo, 21 de junio de 2015

El Solar de Mao

Una vez le dije a mi papà que querìa cabalgar un pony y un dìa me sorprendiò cumplièndome el sueño. Me llevò a El Solar de Mao, que queda en Galapa, Atlàntico. Cuando llegamos nos recibieron unos jòvenes como granjeros y nos llevaron a darle comida a los animalitos. 

Las primeras fueron las aves de corral. Despuès las serpientes y le di de comer a los conejos. Hay bùfalos con cuernos muy grandes, tortugas, peces y un tigrillo. Luego nos fuimos por un camino hasta las avestruces. Pude darle de comer y tener un huevo de avestruz en la palma de mi mano.

Y ahora sì, a conocer los ponys. Me gustò uno en especial que es conocido como Pamela y es chica, es color cafè y es muy suave y hermosa.

En el Solar de Mao tambièn hay huerta y sembrè frijòles como los que hacemos en potaje en mi casa. Aprendi tambièn el ciclo de vida de las mariposas y estuve en el bosque encantado. Y adivinen que? le toquè la nariz a un duende. Un sueño cumplido y mucho màs! Ah! De lujo! Clàsico, còmo les parece?