viernes, 23 de junio de 2023

¿Qué pasó con el Titan?

 Muchas noticias y análisis estos días por el trágico hecho que tuvo al mundo con muchas expectativas desde el domingo pasado, cuando se reportó la desaparición del submarino Titan.

¡No es fácil la situación que deben pasar por estos días los familiares de los cinco pasajeros del sumergible! 

Uno trata de encontrar respuestas y tiene que escuchar a los especialistas. 

Ayer escuche en una conferencia a Don Walsh,uno de los tres únicos hombres en haber alcanzado el abismo Challenger, en la fosa de las Marianas; a Tony Lawson, director de ingeniería en DOER Marine, una empresa de tecnología marina establecida en 1992 por la oceanógrafa Sylvia Earle. Ambos dieron explicaciones basadas en su experiencia, como por ejemplo: Los reportes cada cierto tiempo para el descenso, la improvisación y falta de certificación, las previsiones técnicas mínimas, los protocolos y reglas de descenso… en fin. Una serie de situaciones que deben dar como prioridad un viaje seguro a los tripulantes.

Pero lo que quiero compartirles es el mensaje de la Dama de las profundidades, la dra. Sylvia Earle, quien además de saber lo que es sumergirse a grandes profundidades es especialista en el diseño y construcción de equipos para entornos de aguas profundas: “Esto fue una tragedia y fue terrible. Ahora la gente tal vez tenga miedo de ir a las profundidades del océano. Pero al igual que tenemos una inusual conciencia cuando viajamos al cielo, continuamos a pesar de los desastres que pueda haber porque así como hay quien quiere ir a lo más alto de los cielos, yo quiero ir a los profundo del océano. Tan profundo vayamos, así vamos a conocer. Y necesitamos conocerlo!

Con esto quiero dar mi opinión de este suceso, no es culpa del carro sino del conductor, el que sucediera este evento tan trágico fue por causa de la desinformación, de no seguir las reglas y los protocolos para el viaje y la mala preparación para sumergirse. Sinceramente espero que se tomen medidas y se aprenda de los errores cometidos para que no vuelvan a suceder tragedias de esta índole. Y como dice Sylva: “El océano está ahí esperando a que conozcamos todas esas especies que faltan por descubrir”.

Columna para Caracol Radio*

jueves, 1 de junio de 2023

Gracias al océanos, vivimos y respiramos


La oceanógrafa Sylvia Earle dice: 
“Con cada gota de agua que bebes, cada aliento que tomas, estás conectado al mar. No importa dónde estés en la tierra. La mayor parte del oxígeno en la atmósfera es generado por el mar”.

Gracias al océano, vivimos y respiramos.

Sin embargo es común que no nos demos cuenta que nuestras acciones diarias están conectadas con el. Lo peor es que las convertimos en costumbres que pasan de generación en generación.

Martín Tapias siempre me recuerda que aprendió conmigo que las caracolas marinas no son adornos y que deben quedarse en la playa. ¡No te preocupes, Martin! Lo importante es que al saberlo nuestra mente y acciones cambien.

Una mexicana  nos escribió preocupada porque en las playas de Cancún, los fines de semana, sacan bolsas repletas de caracolas y conchas de mar, que son hogar y protección de cangrejos y pulpos.

¿Ajá Gaby y qué tiene que ver Cancun si eso está lejos de aquí? Queridos oyentes de Caracol, todo está conectado. ¿Se fijan que los hábitos son los mismos? ver el océano sólo como fuente o proveedor de recursos y nos olvidamos que es un GRAN ser vivo al que debemos respeto y agradecimiento.

Por eso debemos preocuparnos por conocerlo. El océano no solo representa vida, también paz y tranquilidad para todos.

El agua en la profundidad es fría en relación con la superficie, claro porque a medida que te sumerges ya no está el calorcito del sol del que tanto nos quejamos por estos días. Y es bueno que sepan que el océano es el principal regulador de la temperatura del planeta.

¡Oigan! no sé ustedes, pero es hora de devolverle al océano lo que hace por nosotros. 

Columna para Caracol Radio*

Mayo 17, día mundial del reciclaje

Cada día, millones de toneladas de plástico son derrochadas, causando un impacto devastador en la vida marina, aunque muchas veces no somos ...