lunes, 13 de febrero de 2023

Mujeres colombianas en Ciencia


Comienzo esta publicación dando las gracias al Departamento de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de la Costa por esta invitación que me han hecho a participar como ponente en el  2o. Encuentro de Mujeres y Niñas en Ciencia. Este evento es importante porque reconoce que las mujeres y las niñas tenemos un papel clave en la comunidad científica. Pero para mí y  Pɾσყҽƈƚσ Aƈυáƚιƈα, la iniciativa que fundé hace 5 años, es todavía más importante. Es la oportunidad para compartir todo sobre Proyecto Acuática con científicas colombianas.

Me gustó poder hablarles de mi como una joven que tiene gustos como los otros jóvenes. ¡Mis gustos y hobbies son muy parecidos a otras chicas de mi edad! A excepción de los dos últimos, que son los que ya definen el por qué me invitaron como conferencista en este encuentro. Me gusta el pop coreano de BTS, me encanta el anime; pero también amo leer y mi lectura favorita son los libros de Stefen King. En mi infancia conecté con todas las caricaturas y la que amé para toda la vida son las Aventuras de los Hermanos Kratz. Me encanta aprender sobre tiburones y si hay alguien a quien admiro y quiero seguir sus pasos es la doctora Sylvia Earle, oceanógrafa y fundadora de Mission Blue.  Aquí les voy a contar lo que dije y las preguntas que me imaginé podía tener el auditorio.

¿Cómo llegó la niña de 10 años de edad hasta la ciencia, en específico, las ciencias del mar?  

Para iniciar mi intervención me hice esa pregunta. Así que comencé explicando que mi pasión por la naturaleza empezó desde muy pequeña. Mi papá se dió cuenta que quemaba mucha energía yendo al zoológico de Barranquilla, así que cuatro veces por mes, y tal vez más, me llevaba. Tanto me conocieron que me propusieron ser Jefe de Campaña del Puma a la Presidencia, a los 7 años de edad, y acepté.


Eso me quedó gustando ser la voz de las especies y representarlas. Por eso fue emocionante cuando presenté mi aspiración al Gabinete Infantil de la Alcaldía de Barranquilla en el 2016 y me asignaron como gerente de Foro Hídrico. Así que a los 8 años de edad me di el gusto de recorrer los parques de la ciudad y verlos convertirse en las zonas verdes y divertidas más bonitas de Barranquilla. 

Pero una de las experiencias que potenciaron mi amor por la biología marina fue cuándo viajé a Cuba y visité el Acuario Nacional. Estuve en el acto de los delfines y el de los leones marinos, al final nos dejaron pasar a algunos para acariciar a los leones y los delfines. Pero el tocarlos me generó una sensación de serenidad tan impresionante y una serie de preguntas que explotaron en mi cabeza: “¿Por qué están encerrados aquí?¿Por qué no salen?¿Cómo sería su vida afuera? ¿Cómo sería verlos hacer estas acrobacias tan efusivas pero en su verdadero hogar? ¿Por qué alguien no hace algo por ellos para que vivan y disfruten allá afuera?”  

Mi conexión siguió viendo películas de ficción, que es lo más parecido a generar sensaciones  de esa cercanía con las especies silvestres pero en muchas ocasiones no tenían lógica. Así que encontré documentales que despertaron mi deseo de aprender de una conexión real con el agua, con la naturaleza y en especial con el océano. 

Empecé a buscar en internet cursos de biología marina para niños de 10 años de edad y no encontré hace 5 años. Así que yo armé mi propio método, investigaba para hacer videos como una youtuber, hice un calendario con metas, dibujé un logo, me propuse una misión y una visión, le puse tareas a todos en casa, abrí cuentas en las redes sociales y me propuse conversar con especialistas para compartir la información en redes sociales. Aprendía yo y también los seguidores de mi iniciativa llamada: Proyecto Acuática. Estamos en Instagram, Facebook, Youtube y twitter. @ProyectoAcuatica . 


Todo esto ha llevado a que actualmente soy joven agente de cambio reconocida por la Red Latinoamericana de Educación Marina Relato Océano. Soy la columnista ambiental más joven de  la cadena radial Caracol en Colombia y Colombia Visible me destacó entre las Influencers destacadas en 2022 en las causas ambientales.

¿Qué es Proyecto Acuática?

Proyecto Acuática es una iniciativa de divulgación de amor y protección de los ecosistemas acuáticos y del planeta. ¿Qué hacemos? Difundimos, educamos, investigamos y protegemos el ecosistema acuático, su fauna y flora. ¿Cómo? le mostramos a la gente que puede aumentar su conciencia y compromiso con el planeta desde la niñez, la familia, la escuela, las organizaciones ambientales, las autoridades locales y mundiales, los medios de comunicación.

En 2018, cuando comenzamos, nos propusimos que en 5 años Proyecto Acuática lograría que las familias, escuelas, ciudades y países vieran el ecosistema acuático como parte de nuestra vida y que las personas actuaran con respeto y cuidado hacia la naturaleza y el planeta tierra. Proyecto Acuática sería líder internacional en la difusión, educación e investigación de la vida en el agua, creo que es hora de revisar la visión.

Yo tenía 10 años pero soñaba en grande. Así que cree las cuentas en redes sociales (con ayuda y supervisión de mis padres), contacté amigos y familia en el exterior para que fueran los voluntarios internacionales, hice contacto a través de mis videos con Max Bello, un chileno protector de tiburones y especialista en protección del océano (ya es como mi padrino, mi mentor),  conquisté con mi mensaje a Martin Tapias el director de Caracol y le puse la camiseta de Proyecto Acuática y me invitó desde 2019 a ser su columnista ambiental. Y mientras hacía todo eso, también empecé a prepararme para hacer charlas con mucha gente. Pero entonces llegó la pandemia en el 2020.

Es una iniciativa que nace digital, así que hacemos contenido digital: Videos, publicaciones, reels, edits, video reacciones, entre tantas opciones que nos permita cumplir con nuestros objetivos: educar, divulgar, investigar y proteger. Ahora la investigación que realizamos no es científica y rigurosa pero si es basada en entrevistas a especialistas o publicaciones de expertos para acercar a los “acuáticos”, nuestros seguidores que son jovenes, abuelitos, abuelitas, periodistas, madres y padres de familia, en fin, al conocimiento de los océanos, el que nos muestra la ciencia. No solo por películas de ficción o de mitos y leyendas. 

Cuando empezó el confinamiento por la Pandemia por COVID 19 a nivel mundial, me dio mucha tristeza, la verdad. PERO fue una gran oportunidad para contactar a los especialistas desde México hasta la Patagonia, muchos de ellos en campo o en casa me aceptaron entrevistas y tuvimos muchas conversaciones interesantes. De cada uno tomé datos que me sirvieron para hacer más material para las redes, el sitio web, mi blog, los videos, la columna en Caracol Radio y en programas de Radio ya. Así nace: Guardianes En Vivo por IGTV Live, que ya lleva 6 temporadas y más de 50 especialistas ambientales; Misión Kraken con dos especialistas y un relato mitológico por Youtube; una Convención de Tiburones con 7 especialistas en el Día de los Tiburones; una Convocatoria a nivel latinoamericano para Más Guardianes Acuáticos para niños entre 6 y 14 años de edad, y un reconocimiento del Festival de Cine MAFICI de Puerto Madryn en la Patagonia Argentina, con un videominuto sobre el terror que viven los cangrejos para llegar a la playa.

¿En qué tiempo ves televisión, bailas, haces amigos, te diviertes? 

Para todo hay tiempo. Porque entonces empezaron a invitar a Proyecto Acuática en otros escenarios y la frase de Alexander Von Humboldt , que me encanta, se hizo realidad. TODO ESTÁ CONECTADO. Hemos estado dictando Charlas internacionales: por el Día del Agua para el Instituto Chileno Norteamericano, en el Encuentro Latinoamericano de Educación Marina de la Red Relato Océano, varias Videoconferencias para el programa Roots and Shoots de Puerto Rico del Instituto de Jane Godall y para el Club de Tiburones de la Fundación Mundo Azul de Guatemala.

Con el regreso a la presencialidad, decidimos hacer realidad algo que nació de las conversaciones con los especialistas: ES IMPORTANTE UNA CÁTEDRA OCEANO en las escuelas. Un niño o niña que tiene conocimiento y valor por el ecosistema acuático, ama y protege sus especies, las respeta. Ese niño o niña puede llegar a ser primera autoridad en su ciudad, su departamento, el país o ministro o congresista…qué creen que pasaría? pues los científicos no la verían tan difícil para hacerlos entender que la prioridad es el medio ambiente. Que entenderían el valor del océano en la vida, sin pensar en fronteras porque las especies migratorias no son ni colombianas, ni panameñas, ni ecuatorianas o costarricenses. Y por eso iniciamos Charlas El Océano. Por lo pronto en mi Colegio, Jorge Isaacs, en Barranquilla. Pero quiero hablar con la Gobernadora para que sea en todo el departamento del Atlántico, mostrarle lo que hemos hecho y que con su aval podamos ir a los colegios en los municipios. Ya tengo la certificación del programa Escuela Oceanográfica de Verano de la Universidad de Concepción de Chile y Relato como docente de ciencias del mar y cambio climático. No fue fácil, pero tampoco fue difícil compartir aula con profesionales y especialistas.

El océano es uno solo y eso lo aprendimos cuando ampliaron Galápagos, Proyecto Acuática hizo parte de la campaña por Más Galápagos, y ahora se llama Hermandad. Como también nos hizo felices cuando ampliaron Malpelo y crearon Beata como Áreas Marinas Protegidas. Esas no son celebraciones solo de los científicos o de los gobiernos, son celebraciones que deberían hacer en las escuelas, en las familias, en las comunidades. 

La ciencia no es excluyente. No importa la edad, el género, el rol que se tenga en la sociedad. El conocimiento científico y los nuevos aprendizajes no se pueden quedar en papeles, tienen que llegar rápido a nuestras manos, los jóvenes. Pero también tenemos que acortar brechas en la educación y en las comunidades.

Todos estamos aprendiendo. Tener 10 años no fue un obstáculo para aprender de ciencia, los científicos están aprendiendo también. Pensamos que la ciencia es un nivel de inteligencia que nos distancia de lo que vivimos y no es así, por el contrario, nos acerca a tener bienestar y cuidar de nuestro entorno.

Todo está conectado. Nada más sabio. Así como en el planeta, también en las historias de vida. Cuando vi el documental de Mission Blue y Blackfish, fue suficiente inspiración para saber lo que quería ser de grande y empezar a dar los pasos en ese camino. Esas historias fueron inspiración, lo mismo que quiero ser para otras niñas de 10 años como estaba yo hace 5 años atrás.

Observar lo que pasa en la naturaleza. Le escuché al especialista en políticas oceánicas, Max Bello, que estamos viviendo una triple crisis con el Cambio Climático ¿Cómo despertar? Poniendo atención a la naturaleza. ¿Recuerdan lo que pasó en muchas partes del mundo cuando nos confinaron por la pandemia a estar en casa? Nos dimos cuenta cuánto espacio le hemos robado a las especies y empezamos a verlas circular donde antes no lo hacían. Observar y analizar es algo que tenemos que aprender desde pequeños.

Proyecto Acuática ha tenido muchas oportunidades de difundir su mensaje, educar, investigar y motivar a la protección de los océanos con el conocimiento en la virtualidad y en la presencialidad, en redes sociales y en medios de comunicación, pero nada se compara con momentos como el que nos regaló hace dos años Max Bello cuando nos sorprendió con este encuentro por videoconferencia con la dama de las profundidades, Sylvia Earle. Una mujer que con más de 8 décadas de existencia todavía bucea y recorre el mundo declarando puntos de esperanza en el planeta. Ella me dijo:

Tu eres un punto de esperanza. Cuando yo tenía tu edad nadie había ido al espacio ni había explorado las profundidades del océano. Nadie se comunicaba con imágenes a través de celulares por todo el planeta. Tu tienes un superpoder y lo que más amo es que tu estás usando tu poder”.

¿A dónde quiere llegar Proyecto Acuática? 

A las fosas marianas del conocimiento del océano y compartirlo para dejar atrás la ceguera oceánica, que los científicos no se sientan incomprendidos como los tiburones y entendamos que todo tiene una lógica natural y que “donde hay un pez, hay una vida”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Charlas El Océano 2023

Desde que terminó la pandemia me puse en la tarea de iniciar actividades presenciales. Una de ella es Charlas El Océano que iniciamos en 202...